Mi vida - cibercolegio

  • Mi nacimiento

    Mi nacimiento
    Nací el 10 de diciembre de 2003 en la ciudad de Bogotá. Mi nacimiento fue en la clínica Shaio dónde no nacían bebes.
  • Viví en Cali

    Viví en Cali
    Debido a problemas respiratorios, cuando tenía 6 meses de nacida, mis papás y yo nos mudamos a Cali, Colombia, y regresamos antes de que yo cumpliera 2 años.
  • Entré al jardín

    Entré al jardín
    Cuando tenía un año entré al jardín infantil, estaba ubicado en una pequeña casa en Cali.
  • Volví a Bogotá

    Volví a Bogotá
    Antes de cumplir 2 años de edad volví a vivir en Bogotá.
  • Conocí Santa Marta

    Conocí Santa Marta
    A mis 2 años de edad fui a Santa Marta por primera vez; conocí el mar. Fue mi primera gran aventura.
  • Entré al colegio

    Entré al colegio
    Cuando tenía 3 años y medio entré a estudiar en el Colegio Mayor de los Andes. Ingresé al curso de pre-jardín pero a los 2 meses me adelantaron a jardín.
  • Fui candidata a personera

    Fui candidata a personera
    Después de llevar 3 meses en el colegio decidí lanzarme como candidata a personera del salón. Quedé en segundo lugar. Esta fue la primera experiencia que tuve exponiendo, hablando en público y generando propuestas.
  • Comencé a participar en eventos culturales

    Comencé a participar en eventos culturales
    Cuando cumplí 4 años comencé a participar en los eventos culturales del colegio bailando, actuando y cantando; fui parte de muchas bailes y pude protagonizar algunas obras de teatro. Fue mi primer acercamiento al arte.
  • Me gradué de transición

    Me gradué de transición
    Cuando tenía 5 años me gradué del grado de transición para poder pasar a primaria. En esta graduación me escogieron para leer el discurso de grado en inglés.
  • Practiqué natación

    Practiqué natación
    Cuando tenía 6 años hice un año de clases de natación; mi familia estaba ilusionada con que fuera nadadora, pero realmente no me gustaba y no tenía talento.
  • Entré a clases de ballet

    Entré a clases de ballet
    Cuando cumplí 7 años soñaba con bailar jazz, así que mi mamá me metió en clases de ballet. Tomé clases por un año pero me di cuenta de que yo no quería bailar ballet, así que dejé este arte.
  • Entré a hacer patinaje artístico

    Entré a hacer patinaje artístico
    A mis 8 años entré a hacer patinaje artístico. Después de probar con el ballet y la natación, mi mamá decidió meterme en clases de patinaje artístico. En este deporte duré 3 años, pues no me apasionaba. Fui a muchas competencias, gané muchos títulos y era campeona nacional en la modalidad de danza y figuras.
  • Entré al Cibercolegio UCN

    Entré al Cibercolegio UCN
    Debido a la gran intensidad horaria y los viajes que me tocaba realizar constantemente al hacer patinaje artístico, mis papás y yo decidimos que la mejor opción era seguir mis estudios en un colegio virtual.
  • Conocí Italia

    Conocí Italia
    Gracias al patinaje artístico pude conocer Italia. La federación me avaló, junto con otros de mis compañeros, para ir a competir en Italia, en las ciudades de Misano y Trieste (también conocí Roma, Florencia y venecia), con el nombre de la selección Colombia. Fue un viaje muy importante para mi, fue la primera vez que visité otro continente y ese viaje me ayudó a tomar la decisión de dejar de patinar, ya que comencé a cuestionarme si el patinaje era lo que de verdad me apasionaba.
  • Me retiré del patinaje artístico

    Me retiré del patinaje artístico
    15 días después de que cumplí 11 años decidí dejar de patinar. Me di cuenta de que el patinaje me gustaba pero no me apasionaba de verdad. Fui una decisión muy difícil porque patiné por un largo tiempo, le dediqué mucho tiempo, me iba muy bien y mi familia me veía como una futura patinadora.
  • Comencé a bailar

    Comencé a bailar
    Tras retirarme del patinaje me di cuenta de que quería hacer aquello que me apasionaba desde que era chiquita: bailar. Cuando tenía 11 años comencé a bailar en serio, para dedicarme a ello profesionalmente, pero esta vez no bailaba solo ballet; comencé a bailar jazz, contemporáneo y ballet porque me tocaba, pues es la base de todo tipo de danza. Empecé bailando en la escuela de danza Umaima Shek, pero 3 meses después ingresé a la escuela Bogotá Capital Dance.
  • Fui solista

    Fui solista
    Cuando tenía 11 años fui solista en una obra de danza llamada "Romeo y Julieta en tiempos de guerra". Interpreté a Julieta cuando era una niña.
  • Gané mi primer concurso coreográfico

    Gané mi primer concurso coreográfico
    Siempre me ha interesado mucho la coreografía, así que cuando en mi escuela dijeron que harían un concurso coreográfico me inscribí. Yo era la más chiquita del concurso, pues todos tenían entre 15 y 27 años mientras que yo tenía 12. Hice un solo sobre una reina malvada y gané el concurso; fue muy importante para mi porque la coreografía siempre me ha interesado y es algo a lo que me quiero dedicar profesionalmente.
  • Entré a la iglesia Vida Bogotá

    Entré a la iglesia Vida Bogotá
    Mis papás son cristianos, así que he estado en contacto con la iglesia desde que tengo memoria, sin embargo Vida Bogotá fue la iglesia que realmente cambió mi vida, pues por medio de los pastores de jóvenes puede conocer por primera vez a Dios de una forma real y pude entender la importancia de tener una relación con Él. Asisto a esta iglesia desde el año pasado y pertenezco a su grupo de jóvenes: Vibo Youth.
  • Participé en mis primeras competencias de danza

    Participé en mis primeras competencias de danza
    Cuando tenía 12 años competí con un solo y un dúo en dos competencias: Golden Dance Cup y Dunkan Dance Fest. En ambas categorías quedé de tercera. En dúos, por la edad de mi compañera, competí en categoría senior donde la edad era de 17 años para adelante. En solos era categoría abierta, así que todas las edades competían juntas; yo era la más joven, pues todos los bailarines tenían de 14 años para adelante.
  • Audicioné para Steps On Brodwey

    Audicioné para Steps On Brodwey
    Al cumplir 13 años mis papás me alentaron para audicionar en una escuela de danza en Nueva York. Aunque al principio no me sentía muy convencida, me animé y este año audicioné para el curso intensivo de verano de Steps On Brodway. La audición se presentaba mediante un vídeo donde debía mostrar pasos de la técnica de ballet y una coreografía de jazz. Después de enviar el vídeo recibí un correo de confirmación, diciendo que había pasado la audición; este año estaré en Nueva York.
  • Entré a Ballarte

    Entré a Ballarte
    Este año, con 13 años cumplidos, dejé de asistir a la escuela de danza Bogotá Capital Dance por un problema que surgió con el director, así que mis papás y yo decidimos que la mejor opción era que yo comenzar a bailar en Ballarte, la escuela de ballet más prestigiosa de Colombia. Aquí me entreno en ballet únicamente, porque ya comprendí lo importante que este es en la formación técnica de la danza.
  • Me bauticé

    Me bauticé
    Este año di un paso espiritual muy importante en mi vida. Decidí bautizarme, hacer testimonio público de mi creencia en Dios, de que soy su discípula y de que he recibido a Jesús. Sinceramente considero mi bautizo como la decisión más importante en mi vida y como la mejor decisión que pude haber tomado.
  • Me presenté en Piedras Preciosas

    Me presenté en Piedras Preciosas
    Este año la alianza de ballet clásico de Bogotá presentó una obra llamada piedras preciosas. Para esta producción cada escuela de ballet, perteneciente a la alianza, debía presentar una coreografía interpretando a una piedra preciosa. Debía haber máximo 20 bailarines por grupo. En Ballarte hicieron una selección de 17 bailarines, dentro de los cuales me escogieron; así que fui parte de la obra, la cuál se presentaba en el Teatro Mayor Julio Mario Santodomingo.
  • Fui al campamento This Is Living

    Fui al campamento This Is Living
    Hace unos días fui al campamento de jóvenes de mi iglesia: This Is Living. Fue una experiencia realmente enriquecedora, hizo que cambiara muchas perspectivas que yo tenía de la vida. Este campamento me enseñó sobre lo que realmente es vivir y que Dios es el único que puede llenar nuestra vida.