La evolución del microondas a través del tiempo

  • [1946] Surgimiento del microondas

    [1946] Surgimiento del microondas
    El ingeniero e inventor estadounidense Percy Spencer estaba realizando las últimas pruebas, utilizando un radar llamado magnetrón, el cual su función era localizar de forma remota tanques y máquinas de guerra.
    En uno de los experimentos, Spencer bloqueó accidentalmente la señal del dispositivo temporalmente para luego buscar una barra de chocolate en su bolsillo, puso el chocolate allí y descubrió que el caramelo estaba completamente derretido.
  • [1946] Perfección y pruebas del dispositivo

    [1946] Perfección y pruebas del dispositivo
    A finales de 1946, la compañía Raytheon solicitó una patente para cocinar alimentos con microondas. Se instaló un horno que usa energía de microondas para calentar alimentos en un restaurante de Boston para realizar pruebas.
  • [1947] La salida al mercado

    [1947] La salida al mercado
    En 1947, se lanzó el primer horno microondas comercial. Estos primeros dispositivos eran grandes y voluminosos, de 1,60 m de altura y 80 kg de peso. El magnetrón se enfría con agua, por lo que es necesario instalar una tubería especial, y es costosa, cada tubería cuesta alrededor de 5,000 dólares estadounidenses.
  • [1975] El aumento en las ventas

    En 1975, por primera vez, las ventas de hornos de microondas rebasaron el número de estufas de gas vendidas. El año siguiente se informó que 17% de todos los hogares de Japón cocinaban con microondas, en comparación de sólo cuatro por ciento de los hogares de Estados Unidos durante ese año.
  • [1978] Aumento de las ventas en un 14%

    Sin embargo, para 1978, los hornos de microondas adornaban las cocinas de más de nueve millones de hogares, aproximadamente 14%, en Estados Unidos.
  • [1980] Aumentaron las ventas en un 25%.

    Al final de 1980, esta cifra aumentó en más de 25%.
  • [1986] El horno de microondas se hizo más patente que el lavavajillas y alcanzó 60%

    En 1986, los derechos de patente de los hornos microondas superaron a los lavavajillas y llegaron al 60% de los hogares estadounidenses (alrededor de 52 millones). La comodidad del tiempo y el ahorro de energía de los hornos microondas han cambiado enormemente los hábitos culinarios estadounidenses. Si alguna vez se consideró un lujo, entonces se ha beneficiado del desarrollo de la tecnología moderna y la demanda popular, que es una necesidad práctica para el mundo activo.