Batalla de caseros

Historia Argentina desde 1820. Langone, Reynoso y Villarreal.

  • Crisis del año XX y gobierno de Martín Rodríguez

    Crisis del año XX y gobierno de Martín Rodríguez
    A partir de 1820, la provincia de Buenos Aires atravesó una gran crisis de gobierno en la que se sucedieron varios gobernadores, hasta que finalmente asumió Martín Rodríguez reemplazando a Dorrego. Durante el gobierno de Rodríguez se implantaron numerosas reformas, pero el impulsor de dichos cambios fue Rivadavia, que había estado seis años en Europa y vino influenciado por las ideas políticas, sociales y económicas que allí se aplicaban.
  • Gobierno de Las Heras

    Gobierno de Las Heras
    En 1824, Juan Gregorio de Las Heras reemplazó a Martín Rgodríguez como gobernador de Buenos Aires. El nuevo mandatario convocó a un Congreso General Constituyente para el cual fueron elegidos diputados en todo el país. En dicho Congreso se destacó la unión de todas las provincias, cada una con su propio régimen político y se reafirmó el ideal de Independencia.
  • (Continuación de Las Heras)

    La denominación del Estado seria la de Provincias Unidas del Río de la Plata y se acordó la formación de una Constitución que debía ser aceptada por todas las provincias. También se decidió que Las Heras se desempeñaría provisionalmente en el Poder Ejecutivo de las Provincias Unidas, sin abandonar las funciones de gobernador de Buenos Aires. Las Heras consideró que ambos cargos eran incompatibles y renunció, pero el Congreso no se lo permitió.
  • Guerra contra Brasil

    Guerra contra Brasil
    Brasil le declara la guerra a las Provincias Unidas cuando Buenos Aires reincorpora a la Banda Oriental dentro de su territorio. En 1821, el Imperio Brasileño ya había invadido y anexado el actual territorio uruguayo. Argentina sufre la invasión de Misiones e incursiones en las provincias de Corrientes y Entre Ríos.
  • Presidencia de Rivadavia

    En 1826, el Congreso nombró presidente a Bernardino Rivadavia. Su gestión estuvo marcada por el característico enfrentamiento de la época entre unitarios y federales, por un fuerte endeudamiento, una alta inflación y un favoritismo por los británicos.
    Mientras gobernó, implantó una serie de transformaciones urbanas, sanitarias y educativas, que extendieron la brecha que diferenciaba a Bs. As. del resto del país, y su actitud mostraba un claro desprecio hacia el resto de las provincias.
  • Rivadavia y la Constitución de 1826

    Rivadavia y la Constitución de 1826
    En 1826, el Congreso con amplio favoritismo hacia Buenos Aires, aprobó una nueva Constitución, que fue rechazada por muchos gobernantes del interior por su carácter unitario.
  • Gobernación de Dorrego

    Gobernación de Dorrego
    Rivadavia fue reemplazado por Manuel Dorrego, quien implementó una efectiva reforma financiera que benefició a gran conjunto de la población Los terratenientes le quitaron su apoyo, pero su figura seguía siendo respetada.
  • Renuncia de Rivadavia

    A causa de la guerra, Brasil había bloqueado el Río de la Plata. Ante la presión popular y un fallido acuerdo con el país agresor, Rivadavia renuncia en 1827. Por su parte, la Banda Oriental nació como un país independiente, constituyéndose así como un Estado tapón entre brasil y Argentina, y favoreciendo el comercio británico en la región.
  • Dorrego y la Constitución

    El primer mandatario volcó sus esfuerzos para convocar una reunión de la Convención Nacional en la ciudad de Santa Fe. El objetivo de dicha reunión era promulgar una Constitución Federal y tratar de distribuir de forma equitativa los recursos que Bs. As. recibía por la intensiva circulación mercantil de su puerto. Los unitarios, que querían obstaculizar y desbaratar la acción delos federales, organizaron un golpe de Estado con los Generales Lavalle y Paz, cuas tropas cargaron contra Bs. As.
  • Derrota de Brasil

    Las tropas de Buenos Aires con la ayuda de las fuerzas uruguayas hacen retroceder a sus adversarios después de 3 años de combates. En la batalla de Ituzaingó, el 20 de febrero de 1827, los argentinos derrotan definitivamente a las fuerzas brasileñas.
  • Hegemonía de Rosas: Rosas y Lavalle

    Hegemonía de Rosas: Rosas y Lavalle
    La Convención Nacional condenó el asesinato de Dorrego y enconmendó a Estanislao López derrotar a Lavalle, quien lo persiguió y lo obligó a replegarse. Juan Manuel de Rosas participó en esta campaña y sitió a Lavalle en Buenos Aires. Allí firmaron el Pacto de Cañuelas, mediante el cual afianzó los propios intereses y contrarió a la Convención Nacional. Rosas, que se decía federal, no deseaba la organización del país bajo un régimen constitucional.
  • Primer gobierno de Rosas

    Primer gobierno de Rosas
    Instauró la legislatura que había actuado bajo el gobierno de Dorrego y en 1829 la Junta de Representantes lo eligió como gobernador con facultades extraordinarias. Su primera gobernación solo duró dos años, pero en ese corto lapso logró imponer firmeza en un escenario histórico colmado de conflictos y una nación profundamente desorganizada. Los representantes quisieron reelegirlo, pero le negaron las facultades extraordinarias y él no aceptó.
  • La Liga Unitaria y el Pacto Federal

    La Liga Unitaria y el Pacto Federal
    Las rivalidades entre ideologías llevaron a la creación de:
    La Liga Unitaria o Liga del Interior, bajo el liderazgo de José María Paz. La formaba Córdoba, Catamarca, La Rioja, San Luis, San Juan, Mendoza, Salta, Tucumán y Santiago del Estero.
    Esta liga sería desafiada por la Liga Federal, pues Rosas, había sido electo gobernador de Buenos Aires, y se unió a Santa Fe y Entre Ríos, quedando las fuerzas federales a las órdenes de Estanislao López. Estos últimos serían los victoriosos en 1831.
  • División del federalismo porteño

    Juan Ramón Balcarce se mostró poco dispuesto a aceptar las directivas que los rosistas, aún enquistados en el poder, querían imponerle. El problema había dividido al partido federal, pues un grupo minoritario, de tendencia moderada, más tarde apodada “lomos negros”, se resistía a que se le concedieran otra vez “facultades extraordinarias” a Rosas, para que se hiciera cargo nuevamente del gobierno de la provincia de Buenos Aires.
  • Presidencias de 1832 a 1835

    El General Juan Ramón Balcarce era gobernador desde el 17 de diciembre de 1832, y había reemplazado a Rosas en su primer gobierno. Parte de los gobiernos de este período que podrían denominarse Gobernadores de Buenos Aires (Provincia y Ciudad), en ejercicio del Poder Ejecutivo Nacional fueron: Juan José Viamonte (4 de noviembre de 1833 - 27 de junio de 1834), Manuel Vicente Maza (27 de junio de 1834 - 7 de marzo de 1835).
  • La agitación rosista

    Los períodos gubernamentales de Balcarce, Viamonte, y Maza, perteneciendo todos al Partido Federal, se tratan de gobiernos provisorios y coyunturales, que representaban momentáneamente al verdadero poder que de hecho lo mantenía Rosas. El gobierno debió enfrentar los continuos ataques por parte de los rosistas encabezados por Encarnación Ezcurra, la mujer de Rosas. Este creciente clima de violencia provocó la emigración de los "lomos negros" hacia Uruguay y el Interior.
  • Elecciones de 1833

    En abril de 1833, con motivo de elegir diputados, surgieron dos listas: la de los “cismáticos” (“lomos negros”), que eran los federales moderados liderados por Balcarce y los “federales netos”, (“los apostólicos”), que eran fieles seguidores de Rosas. El triunfo correspondió a los primeros, lo que originó la renuncia de varios federales netos. Se realizó un nuevo comicio, pero de nuevo, a causa de los tumultos producidos, el gobierno lo suspendió, cuando los “apostólicos” llevaban ventaja.
  • Segundo gobierno de Rosas

    Al asumir Balcarce, Rosas se fue al sur para someter a las poblaciones indígenas y ganar tierras para el proyecto nacional. La gobernación de Buenos Aires entró en crisis y la junta de representantes le pidió desesperadamente a Rosas que aceptara el cargo de gobernador.
    En el segundo segundo mandato se le otorgó un título de jefe de confederacion que le permitía decidir sobre la guerra y la paz de la nación.
  • (Continuación de Rosas)

    Esta gestión tuvo un carácter terminante: fusiló a los asesinos del caudillo Facundo Quiroga, ordenó a la provincia y se obsesionó con el respeto a la autoridad. No pudo organizar al país bajo una constitución pero logró que no se disgreguen las provincias unidas. Finalmente obtuvo el orden buscado pero no alcanzó a cerrar las cicatrices de muchas heridas abiertas, ni logró el reencuentro de los habitantes de nuestro territorio. Fue derrocado en 1852 en la Batalla de Caseros.
  • Pronunciamiento de Urquiza

    En 1851, Justo José de Urquiza envió a todass las provincias un Pronunciamiento en el que exponía la necesidad de acceder a los pedidos de renuncia de Rosas, aludiendo que el gobernador de Buenos Aires aspiraba a prolongar su mandato indefinidamente. Los gobiernos de Brasil y Uruguay, que veían peligrar su independencia, acordaron con Urquiza la formación del Ejército Grande para derrocar a Rosas.
  • Derrocamiento de Rosas

    Derrocamiento de Rosas
    El Ejército Grande, formado por 24.000 hombres, en Febrero de 1852, logró arrollar finalmente al Ejército de la Confederación de Rosas, de 23.000 hombres, en la Batalla de Caseros.
    A partir de ese momento, la suerte quedó echada para Rosas, quien debió partir exiliado a Londres.
  • Urquiza y la Constitución Nacional

    Urquiza y la Constitución Nacional
    Los gobernadores de Entre Ríos, Corrientes, Buenos Aires y Santa Fe firmaron el Protocolo de Palermo, que encargaba a Urquiza la representación exterior hasta la conformación de un Congreso Nacional. Un año más tarde, las provincias se reunieron en un Congreso General Constituyente para la sanción de la Constitución de 1853, que establecía un gobierno federal dividido en tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Esta Carta Magna regiría el destino de la Argentina.
  • Pacto de San José de Flores

    Al haberse separado Buenos Aires de la Confederación, sancionó su Constitución e impulsó el desarrollo propio. Las tensiones entre ambas entidades y la negación de Buenos Aires a entrar en la Confederación llevó a la guerra. Así, Urquiza avanzó sobre la ciudad y en 1859 venció en la batalla de Cepeda a las tropas porteñas que estaban al mando de Mitre. Se firmó entonces el Pacto de Flores, por el cual Buenos Aires aceptó integrarse a la Confederación y pasar la Aduana a la jurisdicción nacional.
  • Presidencia de Derqui

    Presidencia de Derqui
    En 1860. la presidencia de la Argentina fue ocupada por el Doctor Santiago Derqui.
    La reconciliación entre Buenos Aires y la Confederación parecía ser un hecho, y para afianzarla, el gobernador Bartolomé Mitre invitó a Derqui y a Urquiza a los festejos del Día de la Independencia, aunque los ánimos fueron tensos especialmente entre Urquiza y Mitre.
  • Derrota de Urquiza

    Haica 1861, las fricciones entre el gobierno de la Confederación y Buenos Aires fueron en aumento, y desembocaron en la batalla de Pavón, con el triunfo militar porteño. Esta fecha marca un verdadero hecho histórico, ya que a partir de ese momento será la provincia de Buenos Aires la que dirija la reorganización del país. El lapso comprendido entre 1862 y 1880 es el de la consolidación de la organización nacional, con la estructuración definitiva del aparato político-administrativo del Estado.
  • Presidencia de Bartolomé Mitre

    Presidencia de Bartolomé Mitre
  • Presidencia de Domingo Faustino Sarmiento

    Presidencia de Domingo Faustino Sarmiento
  • Presidencia de Nicolás Avellaneda

    Presidencia de Nicolás Avellaneda
  • Presidencia de Julio Argentino Roca

    Presidencia de Julio Argentino Roca