Leyenda del Hombre Caimán

Timeline created by yeny500
  • El hombre

    El hombre
    Había una vez un pescador llamado Saúl Montenegro, que vivía en el pueblo de el Plato, en el departamento del Magdalena en la costa caribe colombiana. El hombre alegre y dicharachero le gustaba la parranda y no había verbena en la que él no participara. El hombre además de bebedor era un mujeriego empedernido.
  • Observaba a las mujeres en el río

    Observaba a las mujeres en el río
    El hombre además de bebedor era un mujeriego empedernido. No contento con seducir a las mujeres del plato se escondía entre los caños de los manglares anexos al río magdalena para observar a las mujeres cuando se bañaban en el río.
  • El brujo y la pócima

    El brujo y la pócima
    decidió visitar a un brujo de la zona, quien le preparó una pócima que lo convertiría en caimán. Así podría esconderse bajo el río y continuar espiando a las mujeres. El mismo brujo le dio una pócima extra, que le permitiría regresar al estado de humano cuando el pescador quisiera. Pero obviamente alguien más tendría que rociar está última mientras se encontrara bajo la forma de caimán.
  • Convertido en Caimán

    Convertido en Caimán
    Así cuando el pescador veía que las mujeres se dirigían al río, él llamaba a su amigo para que le verterá parte del contenido del frasco con el liquido blanco para convertirse en un caimán ver cómo se bañaban las mujeres del pueblo.
    Ellas acostumbradas a ver caimanes en el magdalena, simplemente ignoraban su presencia y cuando se ya se habían vestido y retirado el pescador convertido en caimán volvió donde su amigo para que lo rociara con el líquido de color rojo.
  • Convertido en Hombre Caimán

    Convertido en Hombre Caimán
    Todo iba hasta que un día viendo a las mujeres ir al río, buscó a su amigo, el cual estaba borracho. Desesperado le contó a otro amigo y lo convenció de que lo rociara con el liquido blanco,él lo hizo, pero se asustó cuando vio cómo se convertía en un caimán feroz y dejó caer el frasco con el líquido rojo, con tan mala suerte que se derramó quedando solo unas gotas que cayeron en la cabeza y el cuello, convirtiendolos en la cabeza y cuello del pescador, así veía las mujeres.
  • Mujeres asustadas

    Mujeres asustadas
    El pescador que no se percató de esta transformación se dirigió al remanso donde se bañaban las mujeres y estas pudieron ver como aquel caimán que se acercaba tenía la cabeza de un hombre y salieron corriendo a contar en todo el pueblo lo que habían visto.
  • Recompensa Hombre Caimán

    Recompensa Hombre Caimán
    En el plato magdalena la noticia corrió como pólvora y corrió el rumor que se daba una alta suma de dinero a quien trajera el cuerpo y la cabeza del monstruo que estaba aterrorizando a las mujeres del pueblo los cazadores y pescadores de la zona salieron a la búsqueda de tal fenómeno.
  • Hombre Caimán para siempre

    Hombre Caimán para siempre
    Al hombre caimán no le quedó más por su desolación que esconderse entre los pantanos del río y pasó el resto de sus días vagando por el río hasta llegar a su desembocadura. Hasta ahora, los pescadores que visitan la zona esperan encontrarse con el hombre caimán.