Santos y Beatos

  • 1228

    San Francisco de Asís

    San Francisco de Asís
    Francisco nació en Asís, en el año 1182. Tanto el padre como la madre de Francisco eran personas acomodadas, por ello él gozó de una juventud disipada en diversiones, hasta que se convirtió, renunció a los bienes paternos y se entregó de lleno a Dios. Abrazó la pobreza y vivió una vida evangélica, predicando a todos el amor de Dios. Dio a sus seguidores unas sabias normas, fundando así una Orden de frailes. Su primera seguidora mujer, Santa Clara, funda las Clarisas, inspirada por El.
  • 1234

    Santo Domingo Guzman

    Santo Domingo Guzman
    Nació en Caleruega, España, era un joven muy culto y caritativo. En un viaje que hizo por el sur de Francia con el obispo, implementó una nueva forma de hacer misión para la época. Se consiguió un grupo de compañeros y con una vida de total pobreza, y con una santidad de conducta impresionante, empezaron a evangelizar con grandes éxitos apostólicos.
  • 1295

    San Agustín de Hipona

    San Agustín de Hipona
    Nació en el norte de África.Santa Mónica, su madre, trataba de convertirlo a través de su constante oración y sacrificios. Lo siguió hasta Milán porque quería que se casara con la madre de Adeodato, pero ella decidió regresar a África y dejar al niño con su padre.Agustín se hizo monje, buscando alcanzar el ideal de la perfección cristiana y regresó a África, En el año 391, fue ordenado sacerdote y comenzó a predicar. Cinco años más tarde, se le consagró Obispo de Hipona.
  • 1323

    Santo Tomás de Aquino

    Santo Tomás de Aquino
    De la familia de los condes de Aquino (Italia), nació, hacia el año 1225, uno de los santos filósofos más grandes del cristianismo. Santo Tomás estudió primero en el monasterio de Montecassino, luego en Nápoles. A los 18 años, contra la voluntad del padre y hasta perseguido por los hermanos que querían secuestrarlo, ingresó en la Orden de Predicadores de Santo Domingo, y completó su formación en Colonia donde tuvo por Maestro a San Alberto Magno, y después en París.
  • San Felipe Neri

    San Felipe Neri
    Nació en Florencia, Italia. Desde pequeño era afable, obediente y amante de la oración. En su juventud le gustaba visitar a los padres dominicos del Monasterio de San Marco y según su propio testimonio estos padres le inspiraron a la virtud.
    Fundó la Cofradía de la Santísima Trinidad, conocida como la cofradía de los pobres, que se reunía para los ejercicios espirituales en la iglesia de San Salvatore in Campo.
  • Santa Teresa de Avila

    Santa Teresa de Avila
    Nació en Ávila en 1515. Ingresó en el Carmelo de la Encarnación en 1554. Leyendo las Confesiones de san Agustín, se dio cuenta de que había perdido el tiempo en cosas vanas, entre crisis espirituales y misteriosas enfermedades. Entonces, una visión de Jesús sufriente la marcó profundamente. No sólo decidió cambiar su vida, sino que inició un período espiritual de visiones e iluminaciones.
  • San Ramón Nonato

    San Ramón Nonato
    Lo llaman nonato porque no nació normalmente como cualquier niño, sino que fue extraído quirúrgicamente del vientre de su madre que estaba muerta. Viajó a África donde predicó, consoló, curó, fortaleció, atendió y transmitió paciencia a los cautivos de los piratas berberiscos. Incluso él mismo tuvo que soportar la cárcel y la tortura de que sellaran sus labios por ocho meses con un candado para impedirle la predicación.
  • San Cayetano

    San Cayetano
    Nació en Thiene, Italia, fue nombrado senador en Vicenza, pero él estaba decidido a seguir los estudios sacerdotales. Se trasladó a Roma en 1506, y al poco tiempo fue nombrado secretario privado del Papa Julio II. Se ordenó sacerdote en 1516, a los 36 años. Fundó en Roma la "Cofradía del Amor Divino", una asociación de clérigos que se dedicaba a promover la gloria de Dios, pero fue destinado al trabajo pastoral en Vicenza. Allí ayudaba y servía personalmente a los pobres y enfermos de la ciudad
  • San Luis Gonzaga

    San Luis Gonzaga
    Nació el 9 de marzo de 1568 en Italia. A los doce años, después de haber recibido la primera Comunión de manos de San Carlos Borromeo, resolvió entrar en la Compañía de Jesús. Pero necesitó otros dos años para vencer la oposición del padre que deseaba que fuera jefe militar. Renunció al título y a la herencia paterna, y a los catorce años entró al noviciado romano de la Compañía de Jesús, bajo la dirección de San Roberto Belarmino.
  • Santa Teresita del Niño Jesús

    Santa Teresita del Niño Jesús
    Teresa Martin nació en Francia, el 2 de enero de 1873. Desde pequeña su deseo era abrazar la vida religiosa contemplativa, al igual que sus hermanas Paulina y María, en el Carmelo de Lisieux. La santidad de Santa Teresita no se basa en fenómenos extraordinarios, sino en "hacer de manera extraordinaria las cosas más ordinarias y corrientes", y a eso dedicó su vida, sencillamente a hacerlo todo con amor.
  • Santa Bernardita

    Santa Bernardita
    Nació en Lourdes (Francia) en 1844, es la mayor de 4 hermanos de una familia. El 11 de febrero de 1868 cuando se dirigía a las orillas del río Gave para que recoger leña, al pasar frente a la gruta de Massabielle se le aparece la Virgen María llevando un rosario en su brazo y la invita a orar con ella.
    Nuestra Señora le dijo: "No te voy a hacer feliz en esta vida, pero sí en la otra".
  • San Don Bosco

    San Don Bosco
    Nació en el año 1815, en el Piamonte (Italia). Era de familia pobre, y aunque tenía que mendigar para reunir dinero, pudo ingresar en el seminario de Chieri.
    Reunía todos los domingos un grupito de jóvenes abandonados de la ciudad en una especie de escuela y lugar de recreo al que llamó “oratorio festivo”. Los chicos jugaban, rezaban y a menudo a comían con él.
  • San Martín de Porres

    San Martín de Porres
    Martín nació en Lima, Perú, el 9 de diciembre de 1579.Conoció en Lima a los Padres Dominicos y pidió la admisión al convento. Llenó de pobres el convento, la casa de su hermana y el hospital, porque les daba de comer, los curaba, los asistía y hasta hacía milagros. También era amigo de los animales. Tenía el don de la bilocación, es decir, de estar en dos lugares al mismo tiempo. Era un hombre de mucha oración, muchas veces se lo vio en estado de éxtasis elevado del suelo.
  • Beata Laura Vicuña

    Beata Laura Vicuña
    Laura Vicuña nació en Santiago de Chile el 15 de Abril de 1891. Tras la muerte de su papá, junto a su madre y su hermana se mudó a Argentina, y las tres se establecieron en Neuquén. El día de su primera comunión decidió vivir siempre en gracia de Dios, consagrarse al amor de Jesús y ofrecer oraciones por su mamá. Una tarde, Laura le presentó al confesor, una extraña petición: La de ofrecerse al Señor como víctima por la conversión de su mamá.
  • SAN HÉCTOR VALDIVIELSO SÁEZ

    SAN HÉCTOR VALDIVIELSO SÁEZ
    Nació el 31 de octubre de 1910, en Buenos Aires, en el seno de un hogar de inmigrantes españoles. Sus padres, Benigno Valdivielso Angulo y Aurora Sáez Ibáñez habían llegado a la Argentina procedentes de la provincia de Burgos, Castilla, con la idea de progresar económicamente. En 1914 viajó junto a su familia a España, donde se estableció en Briviesca. Fue ejecutado durante la Revolución de asturias, previa a la Guerra Civil Española.
  • San Pío de Pietrelcina

    San Pío de Pietrelcina
    Nació en Pietrelcina, el 25 de mayo de 1887 fue un religioso capuchino y santo italiano. Famoso por los hechos sobrenaturales que se le atribuyen, como estigmas, curaciones, bilocaciones y lectura de conciencias a los que iban a confesarse con él. Murió en San Giovanni Rotondo, el 23 de septiembre de 1968. Fue beatificado el 2 de mayo de 1999 y el 16 de junio del 2002, Juan Pablo II lo canonizó bajo el nombre de San Pío de Pietrelcina.
  • San Juan Diego

    San Juan Diego
    Juan Diego Cuauhtlatoatzin fue un aborigen mexicano de la etnia indígena de los chichimecas.
    Cada semana Juan Diego hacía un gran esfuerzo para participar de la misa que oficiaban los franciscanos. Salía muy temprano del pueblo de Tulpetlac, que era en ese momento donde vivía, y caminaba hacia el sur hasta bordear el cerro del Tepeyac.Allí se le apareció la Virgen de Guadalupe en el cerro Tepeyac. La aparición se repitió cuatro veces entre el 9 y el 12 de diciembre.
  • San Don Orione

    San Don Orione
    Nació en , Italia. Con el, crecieron clérigos y sacerdotes que formaron el primer núcleo de la Pequeña Obra de la Divina Providencia, congregación religiosa masculina dedicada a colaborar para llevar a los pequeños, los pobres y el pueblo a la Iglesia y al Papa, mediante las obras de caridad. Entre las obras más características, creó los «Pequeños Cottolengos», para los que sufren y los abandonados, surgidos en la periferia de las grandes ciudades.
  • Beato Ceferino Namuncura

    Beato Ceferino Namuncura
    El beato Ceferino Namuncurá Burgos nació en Chimpay, Río Negro (Patagonia Argentina) el 26 de agosto de 1886. Era la esperanza de la tribu y fue enviado a una escuela salesiana en Buenos Aires, donde descubrió su vocación religiosa. A causa de una enfermedad viajó a Roma, y falleció allí el 11 de mayo de 1905. Era un joven laico salesiano argentino de orígenes mapuches y criollos.
  • Santa Laura Montoya

    Santa Laura Montoya
    Laura Montoya nació en el municipio de Jericó, en Antioquia, Colombia. Cuando sintió el llamado vocacional, se decidió a entregar su trabajo a la causa de la evangelización de los pueblos originarios. A pesar de las dificultades del clima y los no menos fatigosos caminos, la madre Laura consiguió bautizar a muchos ellos y así logro, que le aprobaran la creación de una nueva Congregación, requisito que era necesario para vivir entre las comunidades indígenas.
  • Santo Cura Brochero

    Santo Cura Brochero
    El cura Brochero, nació el 16 de marzo de 1840, en Carreta Quemada, en la vecindad de Santa Rosa de Río Primero, Córdoba, Argentina. Siendo sacerdote se dedicó con esmero y mucho esfuerzo a construir, con sus propias manos, la capilla de Villa del Tránsito y la Casa de Ejercicios, se caracterizó por ser un cura de campo, con gran alma de pastor. _Y, en sus últimos días, al visitar a los leprosos y tomar mate con ellos (como siempre solía hacer)
  • Santa Madre Teresa de Calcuta

    Santa Madre Teresa de Calcuta
    La Madre Teresa fue albanesa de nacimiento, recibió su formación religiosa en Dublín, Irlanda y en Dardjiling, India.
    Fundó una congregación llamada las Misioneras de la Caridad para ayudar a los más pobres entre los pobres. Alrededor de todo el mundo se abrieron centros para atender leprosos, ancianos, ciegos y personas que padecen del SIDA y se fundaron escuelas y orfanatos para los pobres y niños abandonados.
    Ganó el Premio Nobel de la Paz en el año 1979.
  • Beato Carlo Acutis

    Beato Carlo Acutis
    Carlo Acutis nació en 1991 en Londres (Inglaterra), donde vivía su familia por motivos laborales. Años más tarde se trasladaron a Milán (Italia). Allí sistía a la escuela, salía con amigos, jugaba al fútbol, y también iba a Misa todos los días, leía y rezaba con la Biblia, fue catequista y realizaba obras de caridad para con los necesitados. Acutis también desarrolló un especial talento por la informática y fue considerado un genio en ese tema por los adultos que lo conocían.