220px gabriel garcia marquez

Gabriel Garcia Marquez

  • Nacimiento

    Nacimiento
    Gabriel García Márquez nació en Aracataca (Magdalena) el 6 de marzo de 1927. Creció como niño único entre sus abuelos maternos y sus tías, pues sus padres se fueron a vivir, cuando el pequeño Gabriel contaba sólo cinco años, a la población de Sucre, en la que don Gabriel Eligio abrió una farmacia y Luisa Santiaga daría a luz a la mayoría de los once hijos del matrimonio.
  • Abuelos

    Abuelos
    Los abuelos de García Márquez fueron dos personajes particulares y marcaron el periplo literario del futuro Nobel: Su abuelo fue veterano de la guerra de los Mil Días y le contaba a Gabriel infinidad de historias de su juventud y de las guerras civiles del siglo XIX, lo llevaba al circo y al cine, y fue su cordón umbilical con la historia y con la realidad. Su abuela pasaba los días contando fábulas y leyendas, ella fue la fuente de la visión mágica, supersticiosa y sobrenatural de la realidad.
  • Rosa Elena Ferguson y su escribir

    Rosa Elena Ferguson y su escribir
    Gabriel García Márquez aprendió a escribir a los cinco años, en el colegio Montessori de Aracataca, con la joven y bella profesora Rosa Elena Fergusson, de quien se enamoró: fue la primera mujer que lo perturbó. Cada vez que se le acercaba le daban ganas de besarla, y sólo por el hecho de verla iba con gusto a la escuela. Rosa Elena le inculcó la puntualidad y el hábito de escribir directamente en las cuartillas, sin borrador.
  • Muerte de su abuelo y mudanza

    Muerte de su abuelo y mudanza
    Cuando muere el abuelo de Gabriel García Márquez se va a vivir con sus padres a Sucre donde pasó interno al Colegio San José de Barranquilla, donde a la edad de diez años ya escribía versos humorísticos.
  • El Liceo Nacional de Zipaquirá

    El Liceo Nacional de Zipaquirá
    Gabriel García Márquez recibio una beca para el internado del Liceo Nacional de Zipaquirá el cual fue una experiencia realmente traumática: el frío del internado de la Ciudad de la Sal lo ponía melancólico y triste. El siempre en un enorme saco de lana, nunca sacaba las manos por fuera de sus mangas, pues le tenía pánico al frío. El substrato mistico de la mayoria de sus obras saldria de las remarcables experiencias en Zipaquirá y de las leyendas de su abuela y sus tias.
  • El profesor ideal de literatura

    El profesor ideal de literatura
    En Zipaquirá tuvo como profesor de literatura, entre 1944 y 1946, a Carlos Julio Calderón Hermida, a quien en 1955, cuando publicó La hojarasca, le obsequió con la siguiente dedicatoria: "A mi profesor Carlos Julio Calderón Hermida, a quien se le metió en la cabeza esa vaina de que yo escribiera". Ocho meses antes de la entrega del Nobel, en la columna que publicaba en quince periódicos de todo el mundo, García Márquez declaró que Calderón Hermida era "el profesor ideal de Literatura".
  • Sus años en Zipaquirá

    Sus años en Zipaquirá
    Durante su tiempo en Zipaquirá, Gabriel García Márquez se dedicaba a pintar gatos, burros y rosas, y a hacer caricaturas del rector y demás compañeros de curso. En 1945 escribió unos sonetos y poemas octosílabos inspirados en una novia que tenía: son uno de los pocos intentos del escritor por versificar. En 1946 terminó sus estudios secundarios con magníficas calificaciones.
  • Derecho

    Derecho
    Presionado por sus padres, se trasladó a Bogotá para estudiar derecho en la Universidad Nacional, donde tuvo como profesor a Alfonso López Michelsen y se hizo amigo de Camilo Torres Restrepo. La capital del país fue para García Márquez la ciudad del mundo (y las conoció casi todas) que más lo impresionó, pues era una ciudad gris, fría, donde todo el mundo se vestía con ropa muy abrigada y negra. Al igual que en Zipaquirá, se llegó a sentir como un extraño, en un país distinto al suyo.
  • Su primer cuento

    Su primer cuento
    Los estudios de leyes no eran propiamente su pasión, pero logró consolidar su vocación de escritor. El 13 de septiembre de 1947 publicó su primer cuento, La tercera resignación, en el número 80 del suplemento Fin de Semana del rotativo El Espectador, dirigido por Eduardo Zalamea Borda.
  • El bogotazo

    El bogotazo
    Tras un evento conocido como el Bogotazo se cierra la universidad y gracias a eso y otros acontecimientos termino como columnista.
  • El reportero

    García Márquez se integró en la redacción de El Espectador, donde inicialmente se convirtió en el primer columnista de cine del periodismo colombiano, y luego en brillante cronista y reportero.
  • El primer premio

    García Márquez ganó el primer premio en el concurso de la Asociación de Escritores y Artistas con, La hojarasca. Tras esto, La dirección de El Espectador decidió que Gabriel García Márquez saliera del país rumbo a Ginebra, para cubrir la conferencia de los Cuatro Grandes, y luego a Roma, donde aparentemente el papa Pío XII agonizaba.
  • La pobreza

    Tres años estuvo ausente de Colombia. Vivió una larga temporada en París, y recorrió Polonia y Hungría, la República Democrática Alemana, Checoslovaquia y la Unión Soviética. Continuó como corresponsal de El Espectador, aunque en precarias condiciones, pues si bien escribió dos novelas, El coronel y La mala hora, vivía pobre a morir, esperando el giro mensual que El Espectador debía enviarle pero que se demoraba debido a las dificultades del diario con el régimen de Rojas Pinilla.
  • Inspiración

    La estancia en Europa permitió a García Márquez ver América Latina desde otra perspectiva. Le señaló las diferencias entre los distintos países latinoamericanos, y tomó además mucho material para escribir cuentos acerca de los latinos que vivían en la Ciudad de la Luz.
  • Revista Momento

    Fue vinculado a la revista Momento y viajó a Venezuela, donde pudo ser testigo de los últimos momentos de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez.
  • Matrimonio

    Contrajo matrimonio en Barranquilla con Mercedes Barcha, unión de la que nacerían dos hijos: Rodrigo (1959), bautizado en la Clínica Palermo de Bogotá por Camilo Torres Restrepo, y Gonzalo (1962). Al poco tiempo de su matrimonio, de regreso a Venezuela, tuvo que dejar su cargo en Momento y asumir un extenuante trabajo en Venezuela Gráfica, sin dejar de colaborar ocasionalmente en Élite.
  • Director a guionista a director

    Pese a tener poco tiempo para escribir, Un día después del sábado, fue premiado. En 1959 fue nombrado director de la agencia de noticias cubana Prensa Latina. En 1960 vivió seis meses en Cuba y al año siguiente fue trasladado a Nueva York, pero tuvo grandes problemas exiliados cubanos y acabo renunciando. Recién llegado a México, donde residiría muchos años de su vida, se dedicó a escribir guiones de cine y de 1961 a 1963 trabajó en las revistas La Familia y Sucesos, de las cuales fue director.
  • Ya era hora

    Un día de 1966 en que se dirigía desde Ciudad de México al balneario de Acapulco, Gabriel García Márquez tuvo la repentina visión de la novela que había venido rumiando durante diecisiete años. Consideró que ya la tenía madura, se sentó a la máquina de escribir y trabajó ocho y más horas diarias durante dieciocho meses seguidos, mientras su esposa se ocupaba del sostenimiento de la casa.
  • 100 años de soledad parte 2

    Cien años de soledad mereció este juicio del gran poeta chileno Pablo Neruda: "Es la mejor novela que se ha escrito en castellano después del Quijote". Con tan calificado concepto se ha dicho todo: la novela no sólo permitía equiparar a su autor con Miguel de Cervantes tambien constituyó un hito en la historia literaria de Latinoamérica al ser señalada como una de las mejores narrativas desde los tiempos de Don Quijote de la Mancha. Se volvio un best seller mundial pasado a 40 idiomas.
  • 100 años de soledad

    Apareció Cien años de soledad, novela cuyo universo es una sucesión de historias fantásticas perfectamente hilvanadas en un tiempo cíclico y mítico: pestes de insomnio, diluvios, fertilidad desmedida, levitaciones... Es una gran metáfora en la que, a la vez que se narra la historia de las generaciones de los Buendía en el mundo mágico de Macondo, se refleja de manera hiperbólica e insuperable la historia colombiana desde los tiempos de la independencia hasta los años treinta del siglo XX.
  • Premio Nobel

    Premio Nobel
    El 21 de octubre de 1982, García Márquez recibió una noticia que hacía ya tiempo que esperaba por esas fechas: la Academia Sueca acababa de otorgarle el ansiado premio Nobel de Literatura. Se hallaba entonces exiliado en México, pues en marzo de 1981 se había visto obligado a salir de Colombia para eludir su captura; el ejército colombiano quería detenerlo por una supuesta vinculación con el movimiento M-19 y porque durante cinco años había mantenido la revista Alternativa, de corte socialista.
  • Premio Nobel Parte 2

    Premio Nobel Parte 2
    La concesión del Nobel fue todo un acontecimiento cultural en Colombia y en Latinoamérica. El escritor Juan Rulfo opinó: "Por primera vez después de muchos años se ha dado un premio de literatura justo". La ceremonia de entrega del Nobel se celebró en Estocolmo los días 8, 9 y 10 de diciembre; según se supo después, disputó el galardón con el novelista británico Graham Greene y el alemán Günter Grass.