Las dinastías del Alto Imperio Romano (27 a.C. - 235 d.C.)

Timeline created by Beatriz BS
In History
  • 27 BCE

    Inicio de la dinastía Julio-Claudia: Augusto (27 a. C. -14 d. C.)

    Inicio de la dinastía Julio-Claudia: Augusto (27 a. C. -14 d. C.)
    Augusto es el principal artífice del nuevo sistema político romano
    Su obra política se enmarca entre la restauración e innovación. Todas las medidas que puso en práctica fueron encaminadas a una recuperación de viejos valores republicanos o hacia la implantación de nuevas ideas en la sociedad romana.
    Los últimos años de la vida de Octavio estarán determinados por la búsqueda de un sucesor, finalmente Augusto tuvo que delegar su sucesión en su hijo adoptivo Tiberio en el 14 d.C.
  • 14

    Tiberio (14 – 37 d.C.)

    Tiberio (14 – 37 d.C.)
    Tras la muerte de Augusto fue su hijo adoptivo Tiberio quién se quedó al mando de su legado.
    Su gobierno está caracterizado por la contradicción, Tiberio abandonó el poder para entregarse a los placeres quedándose en su lugar como gobernador el jefe del pretorio que durante su mandato matará al hijo de Tiberio, por lo que este acaba volviendo a la vida pública siendo así condenado a muerte el jefe del pretorio.
    Finalmente Tiberio fallece en el 37 d.C. quedando como su sucesor a Calígula.
  • 37

    Calígula (37 – 41 d.C.)

    Calígula (37 – 41 d.C.)
    Sucesor de Tiberio tras su muerte, este le quedo en el legado una institución imperial consolidada, con las arcas llenas y las provincias en paz.
    los primeros meses de su reinado fueron óptimos, sin embargo, las cosas cambiaron tras una grave enfermedad, donde comenzó a desvelar la imagen del perverso tirano, con el se rompió el equilibrio de las relaciones entre el emperador y el Senado.
    Finalmente fue asesinado y los pretorianos tomaron a su tío Claudio como emperador y el senado accedió.
  • 41

    Claudio (41 – 54 d.C.)

    Claudio (41 – 54 d.C.)
    Tras el asesinato de Calígula en el 41 d.C. Claudio ascendió al poder cuando tenía 50 años, y se pensó que podría ser alguien manejable. Pero se reveló entonces como un hombre inteligente y un emperador capaz y extendió la ciudadanía romana entre los provinciales.
    Se casó con su sobrina Agripina, quién consiguió que dejara como sucesor a su hijo Nerón por lo que envenenó a Claudio en el 54 d.C. y vio acceder a su hijo Nerón al Trono imperial.
  • 54

    Fin de la dinastía Julio-Claudia: Nerón (54 – 68 d.C.)

    Fin de la dinastía Julio-Claudia: Nerón (54 – 68 d.C.)
    Nerón fue el último emperador romano de la dinastía Julio-Claudia, el reinado de Nerón se inició bajo la influencia del jefe de la guardia pretoriana y del filósofo Séneca.
    Nerón cometió toda clase de atrocidades y extravagancias como hacer arder la ciudad de Roma para reconstruirla a su gusto lo que provocó que se diera un golpe de Estado que acabará con el gobierno de Nerón.
    Finalmente Nerón fue declarado fuera de la ley y huyó de Roma y se suicidó en el 68 d.C. finalizando la dinastía.
  • 69

    Inicio de la dinastía Flavia (69-96 d.C.): Flavio Tito Vespasiano (69-79 d. C.)

    Inicio de la dinastía Flavia (69-96 d.C.): Flavio Tito Vespasiano (69-79 d. C.)
    Tras la muerte de Nerón causando el fin de la dinastía Julio-Claudia, el imperio romano quedará huérfano de un verdadero heredero, por lo que el senado, la guardia pretoriana y los ejércitos imperiales eligen a sus favoritos, acababa de comenzar la primera gran guerra civil del Principado de Roma y nombrarán como heredero a Flavio Tito Vespasiano en el 69 d.C. y aquí empezará la nueva dinastía Flavia.
  • 79

    Tito Flavio Sabino Vespasiano (79-81 d. C.)

    Tito Flavio Sabino Vespasiano (79-81 d. C.)
    Tras la muerte natural de su padre Flavio Tito Vespasiano en el 79 d.C. su hijo mayor Tito Flavio Sabino Vespasiano estaba totalmente preparado para seguir su legado por lo que fue designado como emperador, sus dos años de mandato que estuvieron presididos por grandes desastres.
    Murió dos años, dos meses, y veinte días después que su padre, curiosamente en el mimo lugar, su hermano menor, Tito Flavio Domiciano, tuvo que coger las riendas del Imperio.
  • 81

    Fin de la dinastía Flavia: Tito Flavio Domiciano (81-96 d. C.)

    Fin de la dinastía Flavia: Tito Flavio Domiciano (81-96 d. C.)
    A la muerte de su hermano mayor, Tito Flavio Dominicano asumió en mandato del imperio en el 96 d.C.
    Tras llegar al Principado inicia un claro camino hacia un gobierno despótico y dotó al Consilium Principis, órgano afín al emperador, de mayor capacidad de decisión, además también construyó un Odeón.
    Su enfrentamiento continúo con el Senado, le llevó a un interminable periodo final de mandato, hasta que finalmente fue asesinado, sin hijos, marcando el final de la dinastía Flavia.
  • 96

    Inicio de la dinastía Antonina (96-192 d.C.): Nerva (96-98 d.C.)

    Inicio de la dinastía Antonina  (96-192 d.C.): Nerva (96-98 d.C.)
    Fue designado como sucesor de Domiciano en el 96 d.C. por los mismos conjurados que acabaron con el último Flavio y esto provoca que empiece la nueva dinastía Antonina.
    La función más significativa de Nerva fue la de servir de puente para la nueva forma de transmisión del poder, con él los senadores recuperaron su prestigio.
    Nerva adopta a un prestigio general, Trajano, al morir Nerva en el 98 d.C., pasó Trajano a ser el sucesor indiscutible,
  • 98

    Trajano (98-117)

    Trajano (98-117)
    A la muerte de Nerva pasa a sucederle su hijo adoptado Trajano en el 98 d.C., este es considerado el primer emperador romano nacido en una provincia y continuará la línea marcada por Nerva de sostener buenas relaciones con el Senado, con Trajano tuvieron lugar las guerras de conquistas.
    Trajano siguió el camino de su padre y adoptó a Adriano, quedándolo como su sucesor.
    Trajano murió en en 117 d.C. pasando al poder Adriano.
  • 117

    Adriano (117-138 d.C.)

    Adriano (117-138 d.C.)
    A la muerte de Trajano quedo a su hijo adoptivo Adriano quién lo sucedió en el 117 d.C.

    Adriano era un político activo, renovador y cultivado, su política se define por: Su pacifismo, su carácter augusteo, su amor por el arte y la cultura, su enorme preocupación por la administración le llevó a estar fuera de Roma.
    Respecto a la sucesión, Adriano no tuvo hijos y a su muerte, en el 138 dejó asignado como sucesor a Antonino, prestigioso senatorial.
  • 138

    Antonino Pío (138-161 d.C.)

    Antonino Pío (138-161 d.C.)
    Tras la muerte de Adriano tomó el mandato Antoni Pío.
    Su reinado se caracterizó por ser una época de paz y estabilidad en todo el imperio, una verdadera pax romana, sólo trastocada por algunas incursiones de los brigantes, que obligaron a construir el Muro de los Antoninos.
    A la muerte de Antonio Pío dejó nombro como su sucesor a Marco Aurelio.
  • 161

    Marco Aurelio y Lucio Vero (161-180 d.C.)

    Marco Aurelio y Lucio Vero (161-180 d.C.)
    Marco Aurelio y Lucio Vero fueron los sucesores de Antonio Pío, que fueron adoptados por mandato de Adriano, Ambos gobernaron juntos hasta que el último falleció en el 169.
    Marco Aurelio fue el ultimo emperador de los llamados cinco buenos emperadores y fue conocido como el emperador filósofo pero también fue un emperador guerrero.
    A la muerte de Marco Aurelio en el 180 d.C. su sucesor será su hijo Cómodo.
  • 180

    Fin de la dinastía Antonina: Cómodo (180-193 d.C.)

    Fin de la dinastía Antonina: Cómodo (180-193 d.C.)
    Tras la muerte de su padre Cómodo tomará el reinado en el 180 d.C. fue el último emperador de la dinastía Antonina.
    El modo de reinar del joven fue degenerando en una paranoia incontrolable que llevó al Imperio romano a una de sus mayores crisis desde los gobiernos de Calígula, Nerón o Domiciano.
    A su muerte, el Imperio se sumió en una época de guerras civiles conocida como el Año de los cinco emperadores. Al término de este conflicto asumió el trono Septimio Severo.
  • 193

    Inicio de la dinastía Severa (193-235 d.C.): Septimio Severo (193-211 d.C.)

    Inicio de la dinastía Severa (193-235 d.C.): Septimio Severo (193-211 d.C.)
    Con el empieza la dinastía Severa, que será la última dinastía del alto imperio Romano.
    Septimio Severo fue un príncipe esencialmente militar. Hizo del ejército la base efectiva de su sistema gubernamental. Su reforma militar es la obra más característica de su principado.
    En el año 207 Septimio Severo marchó a Britania para sofocar las rebeliones de caledonios y maetatos. Esta campaña fue interrumpida por la enfermedad y muerte del emperador en febrero del 211.
  • 198

    Caracalla Y Geta (198-217 d.C.)

    Caracalla Y Geta (198-217 d.C.)
    Septimio Severo proclamó augusto a sus dos hijos: M. Aurelio Caracalla y Geta que compartirían el poder, pero Caracalla al año siguiente mataría a su hermano.
    Durante su mandato se redactó el Edicto de Caracalla o Constitutio antoniniana.
    Se produjo una conjura en la que perdió la vida Caracalla a manos de Macrino, prefecto del pretorio.
  • 217

    Marco Opelio Macrino (217-218 d.C.)

    Marco Opelio Macrino (217-218 d.C.)
    Tras la muerte de Macrino fue reconocido emperador pero la mujer de Septimio Severo al hilo del descontento del ejército, consignó que asesinaran a Macrino en el 218 y sería nombrado emperador Heliogábalo.
  • 218

    Heliogábalo (218-222 d.C.)

    Heliogábalo (218-222 d.C.)
    Fue apoyado por el ejército como sucesor de Caracalla y por gran parte de las poblaciones orientales, tan favorecidas por esta dinastía.
    Heliogábalo se dedicó en exclusividad a su función de sumo sacerdote de un dios de tipo salvífico y unitario, dejando los asuntos de estado en manos de su abuela.
    Los pretorianos acabaron asesinando a Heliogábalo para transmitir el poder imperial a Alejandro Severo en el 222 d.C.
  • 222

    Alejandro Severo (222 – 235 d.C.)

    Alejandro Severo (222 – 235 d.C.)
    Severo Alejandro fue recibido por el Senado y el pueblo de Roma como la gran esperanza de renovación y estabilidad que necesitaba el Imperio.
    Durante su reinado se inició una campaña expansionista con el objetivo de recuperar el antiguo reino de Darío, Severo pudo frenar con dificultad esta nueva amenaza, que pasará a ser una constante durante el s. III.
    Finalmente será asesinado en el 235 d.C. por sus soldados y esto marcará el fin de las dinastías del Alto Imperio Romano.