Campos de fresa

CAMPOS DE FRESA

  • 2

    3. 7 horas, 2 minutos

    3. 7 horas, 2 minutos
    Levanto el auricular, pero antes de poder decir nada es cucho el zumbido de la línea al cortarse. Encima. Volvió a dejar el teléfono sobre la mesa y bufo lleno de cansancio. Espero un par de segundos, luego se desperezo. Tenia la boca pastosa, los ojos espesos y la lengua pegada al paladar.
  • 3

    12. 8 horas, 3 minutos

    Creo que me asustaba atarme.Se dicen tantas tonterías acerca del primer amor: que si se empieza pronto luego se estropea enseguida, que es mejor vivir primero y después No quiero perderte, Eloy.¿Has estudiado mucho? Supongo que sí, toda la noche.Menudo eres. Y terco.Y ahora esto,¡menudo palo! Si el lunes suspendes el examen, encima será culpa mía.Me sabe mal, cariño, pero te juro que yo no quería acabar así. Lo único que deseaba era pasar una noche loca, emborracharme de música, olvidar, volar.
  • 3

    13. 8 horas, 3 minutos

    13. 8 horas, 3 minutos
    ¿Quién os dio esa pastilla? Los tres se miraron, inseguros, acobardados, indecisos. Era un hombre de unos treinta años, puede que menos, no tengo buen ojo para eso se adelantó Máximo. Me pareció normal, vulgar. Todo fue muy rápido, y estaba oscuro. ¿Alguna seña, color de ojos, de cabello, un tatuaje? Bajo, cabello negro y corto, vestía traje oscuro.Me chocó porque hacía calor. Nariz aguileña recordó Santi. ¿Algún nombre? No.¿Cómo eran las pastillas? Blancas,redondas, tipo aspirina y más pequeñas
  • 8

    11. 8 horas

    El trayecto apenas duró veinte segundos. Norma se detuvo en una puerta. Sin soltarle a él de la mano la traspuso, empleando la otra para abrirla. Los dos se encontraron dentro con los padres de las dos hermanas. Pero Eloy apenas si reparó en ellos. La imagen de Luciana, inmóvil, con los ojos cerrados, la boca abierta y las agujas, y los tubos entrando y saliendo de ella, le atravesó la mente.
  • 10

    4. 7 horas, 10 minutos

    4. 7 horas, 10 minutos
    A pesar de que el sol acababa de despuntar más allá de la ciudad, la mujer ya estaba en pie, como cada mañana, por costumbre. Estaba cerca del teléfono, en la cocina, preparándose su primer café. Debido a ello pudo coger el auricular antes de que el zumbido despertara a todos los demás. No le gustaban las llamadas intempestivas. La última había sido para decirle lo de su madre
  • 19

    5. 7 horas, 19 minutos

    5. 7 horas, 19 minutos
    Los ojos del hombre tenían un halo de marcada dureza. Los de su esposa, en cambio, naufragaban en la en la impotencia y el desconcierto. La cara de norma era una cara expresiva. El padre de Luciana se detuvo en miedo de la sala, abarcándolos totalmente con su mirada llena de aristas. Vieron en ella muchas preguntas, y leyeron aun mas sentimientos, de ira, rabia, frustración dolor. Cinta tuvo un estremecimiento.
  • 25

    6. 7 horas, 25 minutos

    Poli frunció el ceño vaya- suspiro- ya sabes como son estas cosas. Como pase algo, habrá un buen marrón. ¿Qué vendías? -lo de siempre – ya, pero ¿era éxtasis? – oye, yo vendo, no fabrico. Hay lo que hay y punto. Por mí, como si se llama margarita. Bueno
  • 37

    7. 7 horas, 37 minutos

    7. 7 horas, 37 minutos
    Tenía agujas clavadas en un brazo, por las que recibía probablemente el suero, un pequeño artilugio fijado en un hombro y conectado a sondas y aparatos que desconocía; un tubo enorme, de unos tres centímetros de diámetro, de color blanco y amarillo, parecía ser el nuevo cordón umbilical de su vida. De él partía un derivado que entraba en su boca, abierta. Por la parte de abajo de la cama asomaba una bolsa de plástico a la que irían los orines cuando se produjeran Y desde luego no parecía dormir
  • 39

    1. 6 horas, 39 minutos

    1. 6 horas, 39 minutos
    La presión de la mano de la mano de su esposa le hizo daño, su cabeza entro en una espiral de miedos y angustias. Quiero decir su hija ha tomado algún tipo de sustancia peligrosa, señor salas. La han traído sus amigos y estamos haciendo todo lo posibles por ella. Confió en que cuando lleguen aquí tengamos mejores noticias que darle. Vamos inmediatamente. Hospital clínico entren por urgencias
  • 40

    8. 7 horas, 40 minutos

    Puedo verte, ¿sabes, Norma? No sé cómo, porque sé que tengo los ojos cerrados, pero puedo verte. Sé que estás ahí, a mi lado, y que llevas tu blusa amarilla y los vaqueros nuevos, ¿verdad? ¿Lo ves? Y, sin embargo, aquí dentro está tan oscuro… Es una extraña sensación, hermana. Es como si flotase en ninguna parte, mejor dicho, es como si mi cuerpo estuviese fuera de toda sensación, porque no siento nada, ni frío ni calor, tampoco siento dolor. Es un lugar agradable.
  • 47

    9. 7 horas, 47 minutos

    9. 7 horas, 47 minutos
    ¿Éxtasis? Sí.¿Cómo sabéis que era éxtasis? Bueno vaciló Máximo Se supone que ¿Soléis tomarlo a menudo? No dijeron al unísono los dos chicos.Probablemente demasiado rápido, aunque. ¿Qué efecto os causó? , Era como si tuviera un millón de hormigas dentro dijo de nuevo Cinta, dispuesta a hablar. Mi cuerpo era una máquina, capaz de todo. Un estado de exaltación, e. Era como estar. El bajón ya era evidente. Fueran o no habituales, podían tener náuseas dolor en las articulaciones
  • 50

    2. 6 horas, 50 minutos

    Los nervios se mantenían a flor de piel, pero aun adormecidos, o mejor dicho atontados, a causa del estallido de la situación. Ahora empezaban a aflorar plenamente
  • 55

    10. 7 horas, 55 minutos

    Eloy; venía corriendo, congestionado aún por la prisa que se había dado en llegar desde su casa a aquella hora.¿Qué ha pasado? preguntó Eloy alarmado. Cinta no podía hablar. Fue Santi quien lo hizo. Está en coma Ha sido una putada, tío manifestó Máximo ¿Qué dicen los médicos? Que hay que esperar. Las cuarenta y ocho horas siguientes son decisivas le respondió Santi. Yo no habría tomado nada insistió mirándola. Ni la habría dejado a ella.